Kids

Cierto es, que cuando una se convierte en madre se le activa una especie de radar que no sabía ni que tenía, que tiene la capacidad de detectar todas las cosas cuquis que hay un kilómetro a la redonda, o a diez páginas de búsqueda en internet, lo mismo da. Así que haciendo uso de ese nuevo súper-poder, me decidí a traer cositas bonitas a la tienda online, para que la decoración de la habitación de los peques tenga a madres y a bebés contentos por igual: un cuarto bien de estilo, de tendencia, de colores, de materiales, de seguridad y de fantasía. Ah! Y bien de cuquismo, así, como concepto.